Pasta de dientes ecológica

Una receta rápida y simple

¡Seguimos con nuestros DIY! Esta vez os traemos una receta para haceros pasta de dientes casera y con ingredientes orgánicos. Así sabréis exactamente qué contiene vuestra pasta de dientes, algo que utilizamos dos veces al día y, a la larga, puede causar daños por culpa de algunos ingredientes que conservan o edulcoran el producto.

Quizás no pensemos demasiado de qué está hecha nuestra pasta de dientes. Des de pequeños nos han dicho que nos lavemos los dientes después de cada comida, ¡y los hábitos son raramente cuestionados! Pero párate a pensarlo… la boca es una de las partes más absorbentes del cuerpo y prácticamente funciona como una vía a todos los sistemas de nuestro organismo. Hay incluso medicamentos orales que se administran debajo de la lengua para evitar que sus químicos sean absorbidos completamente.

Dicho esto, mejor tener cuidado, ¿no?

Nuestra receta es sorprendentemente fácil de hacer, y solo vas a necesitar:

1. Escoge un pote donde guardarás la pasta de dientes, y la mezcla de ingredientes la harás en el mismo. Así no tienes que traspasarlo de un pote a otro.

2. Añade 2 cucharadas de aceite de coco, 1 cucharada de arcilla blanca o bicarbonato sódico*, y 10-15 gotas de aceite esencial de tu preferencia: nosotros usamos menta, aporta frescura y ¡buen aliento!

3. Mézclalo todo con una cuchara o herramienta de tu preferencia.

4. ¡Ya está! Así de fácil.

*Consideraciones:

  • Como bien dijimos en el DIY de manteca corporal, cada persona es distinta y lo que le funciona a una no tiene porqué funcionarle a otra. Si no te gusta la consistencia, puedes cambiar las cantidades del aceite de coco, ya que el ingrediente que límpia los dientes es la arcilla blanca o el bicarbonato sódico. El aceite de coco sirve para darle substancia y ayuda a prevenir la placa y las caries. Hay personas que dicen que el bicarbonato sódico es demasiado agresivo y daña los dientes, por eso hay la alternativa de usar arcilla blanca. Ambos funcionan, así que ¡tú decides!
  • Esta pasta de dientes no contiene químicos que causen espuma, así que no te esperes la reacción de una pasta de dientes convencional. Y quizá la notes un poco más salada de lo normal. Al principio puede que no te guste el sabor, pero te vas a acostumbrar. ¡A los pequeños tampoco les gusta la pasta de dientes de adultos el primer día que la prueban!
  • La temperatura de fusión del aceite de coco es de unos 24ºC, por lo tanto, la mezcla varía de consistencia. Si está muy líquida, ponla en la nevera o congelador durante unos minutos. Y si está demasiado dura, ponla debajo de agua caliente en el grifo. ¡Considera guardarla en un lugar frío si vives en un clima cálido.