¿Qué es lo más importante para ti?

Minimalismo: Un documental sobre las cosas importantes

Piénsalo bien antes de contestar. ¿Qué es lo más importante para ti?

Para Sheedo, sin dudarlo, la naturaleza y las personas. Nuestro objetivo y lo que nos motiva día a día es el recuperar la conexión perdida entre humanos y el planeta. Pero desafortunadamente, vivimos en un mundo materialista donde parece que para miles y miles de personas lo más importante es lo tangible, lo físico.

¿Cuántos zapatos tienes? ¿Por qué te cambiaste al nuevo modelo de Iphone? ¿Hay mucha diferencia? Los anuncios nos convencen de que tenemos que comprar ese jersey de color rosa claro o esa cuchara para separar el aguacate de su piel cortándolo a la vez. Pero… ¿te aportan algo? ¿Realmente los necesitas?

Joshua Fields Millburn y Ryan Nicodemus son dos minimalistas a los que admiramos. A través de su documental, libros y página web, ayudan a miles de personas a vivir con menos, y con significado. Para ellos, ser minimalistas no es simplemente deshacerte de tus posesiones, sino ganar control sobre qué quieres en tu vida y dejar de ser influenciado por las grandes multinacionales.

En su documental, realizado en 2016 en Estados Unidos, Joshua y Ryan nos embarcan en su viaje para expandir su idea y filosofía de vida, compartiendo las vidas de otros minimalistas quienes viven de dos mochilas con 51 ítems o en casas miniatura. Son verdaderamente ejemplos a seguir.

Al tener menos posesiones, ellos afirman sentirse más felices, libres y vivos. Debido a su falta de ir de compras, ahorran mucho dinero y no dañan el medio ambiente. Y ahí es donde vamos. Cada vez que compras una camiseta, te llevas a casa además un recibo, generalmente una bolsa de plástico y la etiqueta. ¡Tú solo habías venido a por una camiseta! Y por si fuera poco, las prendas de ropa llevan dentro las instrucciones de cómo ser lavadas, y no se pueden reciclar. Parece increíble, ¿verdad? ¡Los problemas que trae comprar una simple camiseta! Y ahora piensa que no eres el único comprándola, sino que hay casi 8 millones de personas haciendo lo mismo. ¡Cuánta basura para nuestro planeta!

Con esto no decimos que sea malo comprar, todos necesitamos ropa, ¡claro! Consumir excesivamente es el problema, y las personas no son las culpables, sino la sociedad en la que vivimos. La publicidad que nos inserta determinados ideales en nuestras vulnerables mentes y que consigue que hagamos lo que ella nos diga.

Te animamos a hacer dos cosas: mírate el documental y proponte un reto. Joshua y Ryan, en su página web, han sugerido un juego que queremos compartir con vosotros. No es fácil, pero sí es posible. Ahí va:

Encuentra a un amigo, alguien quién esté dispuesto a deshacerse de objetos que no le aporten nada. En un mes, los dos tenéis que deshaceros de una cosa el primer día. El segundo día, de dos cosas. De tres ítems el día siguiente, ¡ y continua así hasta final de mes! Cualquier cosa cuenta: muebles, ropa, decoraciones, herramientas… Da a caridad, vende o recicla, pero cada día a las 12 de la noche las posesiones tienen que haber salido de tu casa y de tu vida. Quién llegue más lejos, gana. ¿Y qué gana? Una vida con más significado, libertad, y un menor impacto medioambiental. Vale la pena, ¿no?

No hay nada que perder, literalmente. Solo vas a ganar.

¿Te apuntas?