Manteca Corporal Ecológica

Handmade & Homemade

¿Quieres evitar productos químicos en tu organismo? En Sheedo apostamos por todo lo natural, y eso incluye algo tan básico como los cosméticos. ¿A ti no te gusta saber con qué te embadurnas tu cuerpo cada día?

Somos bombardeados con miles de anuncios y mensajes que meten ideas en nuestra cabeza sin ser conscientes de ello. ¿Cuántas cosméticos tienes en tu baño? Una crema para la cara, otra para los pies, otra para el cuerpo, una que es más de lo mismo pero… ¡huele a vainilla! Tenemos tantas porque los medios de comunicación nos convencen de que “esta nueva va mejor que esa anterior” y que “se necesitan miles”, cuando en realidad, con una que funcione, basta.

¿Y te has preguntado alguna vez qué llevan dentro? Ve, lee las etiquetas. ¿Entiendes algo? ¡Exacto! Los cosméticos están llenos de parabenos, parafinas, ftalatos y cientos de otros químicos nocivos. Suelen estar permitidos por considerarse “dosis seguras.” Pero si los utilizamos cada día, ¿lo siguen siendo? No está científicamente demostrado… por lo tanto, utilizando esos productos dejamos nuestra salud en manos de las grandes multinacionales.

A nosotros nos encantan los DIY (“do it yourself”), y en este post os enseñamos cómo hacemos nuestra propia crema corporal, ecológica y libre de tóxicos. Los ingredientes que necesitaréis:

  1. Empieza mezclando 5 cucharadas de aceite de coco, 1 de aceite de almendras, 1 de aceite de olivas y media de manteca de karité, en un bol de cristal.

  1. Deshazlo al baño maría. ¡Cuidado! No pongas el fuego demasiado alto, la mezcla no debería hervir (el agua sí).

  1. No importa el rato que tarde en deshacerse completamente, mientras quede totalmente líquido y homogéneo. Normalmente son unos 5 minutos.
  1. Retira el bol, déjalo enfriar 5 minutos y luego mételo en la nevera hasta que se solidifique. ¡Puede tardar hasta una hora!
  1. Una vez solidificado y blanco de aspecto, bátelo sin miedo hasta que tenga una consistencia parecida a un mousse.

  1. Añade 10 gotitas de aceite esencial. ¡Usa tu favorito!: lavanda, limón, vainilla, menta… Ya verás qué bien olerá la manteca.

  1. Mézclala, colócala en un recipiente hermético Y, ¡a disfrutarla!

*Consejos:

  • Cada persona es diferente y tiene preferencias distintas. Puedes cambiar las proporciones de los ingredientes para que se adapten a tus necesidades.
  • A menos que vivas en el polo norte, la crema va a deshacerse un poco durante el verano. Su estado va a variar dependiendo de la temperatura ambiente. Si la notas muy líquida, ponla en la nevera. Si la ves demasiado sólida, ponla debajo del grifo con agua caliente hasta que tenga la textura que andas buscando.