Las bolsas que salvan el planeta

Un año más, las Naciones Unidas hace un llamamiento a todo el planeta para celebrar el 5 de junio el Día Mundial por el Medio Ambiente. Este año, China será el país anfitrión para debatir el grave problema de la contaminación del aire, pues anualmente mueren prematuramente 7 millones de personas por esta causa.


Con este dato tan escalofriante, se hará un llamamiento a los gobiernos y la industria a unirse a explorar las soluciones a este problema global a través de las energías renovables y las tecnologías sostenibles.

En este día tan señalado, es muy importante que todos seamos conscientes del daño que están causando nuestros hábitos de consumo al medio ambiente. Como nos ha enseñado a todos Greta Thunberg, estamos pasando por una grave crisis mundial, donde lo único que tenemos que hacer es actuar. Actuar desde el conocimiento pleno, la responsabilidad e incluso el miedo por estar destrozando el planeta a estas velocidades.

Centrándonos en la plaga del plástico, se calcula que cada minuto se usan 1 millón de bolsas y menos del 5 % de las bolsas son recicladas a nivel global.

¿Desaparecen? Lamentablemente, se necesita unos 1.000 años para que el plástico sea degradado por la naturaleza y cerca del 10% del total de los plásticos en el mundo terminan en los océanos. Exactamente, cada 2,59 kilómetros cuadrados de océano tiene unas 46.000 piezas de plástico flotando.

Un hombre arrastra un saco con papel para reciclar en un vertedero de Bulawayo (Zimbabue). Autor: ZINYANGE AUNTONY


Una mujer coge una bolsa de manzanas de un supermercado de Londres, el 27 de abril de 2017. Autor: DANIEL LEAL-OLIVAS

Nuestro granito de arena

Como ya sabéis, en Sheedo nos dedicamos a ofreceros productos que no solo están fabricados de manera responsable e inocua para el medio ambiente sino que además se pueden plantar.

Por ello, nuestro pequeño gesto y regalo para la tierra en el Día Mundial del Medio Ambiente, son las bolsas de papel con semillas. Están fabricadas artesanalmente con algodón residual de la industria textil, las asas son de algodón y lo más importante: una vez usadas, se podrá plantar y convertir la bolsa entera en una planta. Tenemos bolsas con semillas de celosia, zanahoria y zinnia.

Si te gusta la idea, ¡ya sabes lo que tienes que hacer! Háblale de esto a tus amigos, familiares e incluso a tus marcas favoritas, para que sean conscientes de que sí existen alternativas al plástico como es el papel con semillas. Y no se trata de una alternativa que tiene un impacto menor… es una alternativa que suma y devuelve vida a la tierra.

-Equipo Sheedo