La historia de la Fiesta del Pepino

Nuestro reto

La fiesta del Pepino es el evento más importante del año de la ginebra Hendricks. Cada año cientos de “barmans” compiten para hacer el mejor cóctel, y solo son dos los que llegan a la final en la fiesta del pepino.

Este 2017, Hendrick’s lanzaba un nuevo reto: ¡Que los invitados vengan con su propio pepino en la mano! ¿Cómo? Que cada uno siembre el suyo. Así que todo el papel promocional de Hendricks se ha sustituido por papel Sheedo con semillas de pepino.

Pero esto no ha sido tan fácil… Hay una larga historia detrás:

En Sheedo llevamos mucho tiempo haciendo papel con semillas: de manzanilla, zanahoria, lechuga, flores… pero, ¿de pepino? Jamás se nos había un reto tan grande, no sólo teniendo en cuenta las grandes cantidades que supone la promoción de una marca como Hendrick’s, sino… ¡el tamaño de la semilla!

Un nuevo reto

Como sabrás, las semillas de pepino son muy grandes y, comparadas con las que nosotros utilizamos para nuestro papel, aún más. El primer trabajo que tuvimos que realizar fueron posavasos para todos los eventos del mes de marzo, y el reto estaba en dos puntos:

1. Que ésta se aguantara en el papel, quedando dentro de la composición.

2. La impresión; si nuestro papel ya es irregular de por sí, con semillas tan grandes, incluso más.

¿Cómo lo solucionamos? Pues bien, como decimos en Sheedo: “con constancia y ganas podemos sacar todo adelante“. Para aguantar las semillas tuvimos que hacer unos cambios en las fibras del papel y además para que quedara a gusto de nuestro cliente, le añadimos colorante crema para darle un toque más artesano.

Finalmente, a la hora de la impresión tuvimos que adaptar los diseños al papel y al acabado final.

¡Y este es el resultado final! ¿Qué te parecen?

Queremos agradecer la confianza depositada en nosotros a Hendricks y su agencia Noho. Confiaron en Sheedo ya que hemos sido los únicos productores de papel que hemos conseguido introducirle semillas de pepino, imprimirlo y conseguir el resultado final que esperaban.

¡Gracias!