Por qué usar la bici para moverte en la ciudad

Durante los últimos días hemos estado tratando distintos temas relacionados con el Día Mundial del Medio Ambiente. Hemos hablado de reciclaje y consumo sostenible (5 tips para reducir, reciclar y reusar), de historias de éxito (Green Me by KIKO) y de conciencia ecológica (Alimentación consciente). Pero nos queda aún un gran gigante del que hablar en cuanto a conciencia con el medio ambiente: El transporte. En Sheedo queremos hablar de las ventajas de moverse en bici en la ciudad.

En Sheedo somos especialmente fans de todas las propuestas que surgen por parte de las ciudades para promover alternativas más sostenibles, sean en el ámbito que sean.  Hoy, queremos hablar de las bicicletas en las ciudades.

Aunque son un medio de transporte que ha sido muy popular en países del norte Holanda y Dinamarca durante mucho tiempo, ha tardado un poco más en llegar a nuestras ciudades. No obstante ya contamos con varias ciudades clave en España dónde se ofrece el servicio público de alquiler de bicicletas eléctricas urbanas.

¿Por qué usar la bicicleta?

 La bicicleta está de moda y sobretodo ahora que llega el buen tiempo y empieza a haber ganas de salir a la calle, sentarse en las terrazas y disfrutar de la ciudad en general.

Además es un hecho,  cada vez son más las ciudades que se suman al movimiento de las bicis, dejando de lado los coches y el transporte público y apostando por un futuro más sostenible.

Pero ¿a qué se debe esta obsesión por las bicis? Los usuarios lo tienen claro y es que ofrecen muchísimas ventajas frente a las otras alternativas.

Ventajas

  • En primer lugar porque engancha. Te hace sentir bien, es cómodo y práctico y es bueno para ti.
  • Crea conciencia ecológica. El montar en bici no solo es bueno para ti, también lo es para el medio ambiente ya que es un medio de transporte muy limpio. Reduces la contaminación, te ahorras el tráfico de la ciudad y encima colaboras a que tu ciudad sea un sitio más agradable en general.
  • Es más rápido. No tiene tiempos de espera, no tienes que caminar entre paradas, no dependes del tráfico para llegar a tiempo y tienes fácil acceso y parking en cualquier parte de la ciudad.
  • Pero lo más importante: disfrutas más de la ciudad. La bici por su ritmo te permite disfrutar del ambiente, de los paisajes, de la gente y del tiempo de la ciudad, cosa que no te ofrece ningún otro tipo de transporte. Es un ambiente más sano y en general mucho más agradable, que te permite poder descubrir los pequeños rincones de la ciudad a tu ritmo y a tu manerea.

¡Aprovecha el buen tiempo y tírate a la calle a pedalear! No te quedes atrás y planta la semilla del cambio por unas ciudades más sostenibles.