ECONAVIDAD

Cómo tener unas Navidades sostenibles

Las Navidades, por muy bonitas que sean, nos vuelven un poco locos. ¡Y no te sientas mal! Todos nos preocupamos de decorar la casa, hacer las compras navideñas y de pasar tiempo en familia. El trabajo, los estudios, y el tiempo (que pasa más rápido en diciembre) hacen que nos olvidemos de lo importante, de nuestros valores, y acabamos volviéndonos locos.

Con todos los nervios que se pasan cuesta pensar que una Navidad puede ser sostenible, ¡pero es totalmente posible! En Sheedo no sólo te ayudamos a que tus Navidades cobren vida, sino que te damos consejos para que tus celebraciones sean lo más respetuosas posibles hacia el medio ambiente.

EMPECEMOS CON LO BÁSICO: DECORACIÓN

  • Simplifica. Ya tendrás demasiado trabajo recogiendo todas las decoraciones Navideñas como para ir a comprar más. Lo sabemos, hay decoraciones preciosas y justo ese día en que las has visto estaban a mejor precio… pero, ¿las necesitas? Piensa en utilizar las decoraciones que realmente te impacten, las que más quieras y sean especiales para ti.

  • La Tierra te lo da todo. La madre naturaleza tiene un gran repertorio de materiales que puedes utilizar para decorar tu casa: ramas de árboles, flores de pascua, agujas de pino, piñas… ¡Sé creativo! Piensa que al ser naturales pueden ser descompuestos: ¡cero residuos! Además, tu casa olerá genial.

LOS REGALOS

  • Planifica. No es fácil, a veces no hay tiempo… pero si empiezas con la lista de tus regalos con tiempo, todo irá mejor. Los villancicos, las muestras gratis y los anuncios son estrategias (que funcionan muy bien) que nos hacen comprar más de la cuenta y acabamos con objetos innecesarios. Planifica, haz tus compras con tiempo y huye de las distracciones. Sólo así podrás evitar comprar en exceso y reducir tus residuos.
  • Utiliza bolsas reutilizables. Si no tienes, ¡ya va siendo hora! Y si ya las tienes, asegúrate de tenerlas siempre contigo para cuando hagas tus compras no tener que pedir una bolsa (tanto de papel como de plástico, si tienes tú una, ¡mejor!).

  • Pide que te manden los recibos a tu e-mail. Algunas tiendas no lo hacen, pero la mayoría tienen la opción de enviártelo a tu correo electrónico. ¡No gastarás papel!

ENVOLVER LOS REGALOS

  • ¿Para qué? Si lo que verdaderamente importa es el regalo, no el papel con el que lo envuelvas… Opta por no envolver: hay alternativas, puedes esconder los regalos o simplemente darlos tal cual.
  • Opta por reutilizables. Lo sabemos, hay algo especial en envolver tus regalos y dejarlos bien bonitos. La anticipación al ver el paquete sin ver lo que hay dentro es emocionante, ¡e intentar adivinar qué será! Para no gastar papel y utilizarlo solo una vez, opta por bolsas navideñas donde puedas meter cada regalo (o varios), y reutilizarlas cada año. Sé innovador, quizás podrías hacerlas tú mismo o tener varias bolsas designadas para cada persona de la familia. ¡A experimentar!

LAS COMIDAS

  • Es bien simple, si sabes cuántos vienen y cuánta comida necesitas, ¿para qué hacer de más? Y si sobra, diles a tus invitados que traigan sus contenedores donde poner las sobras. ¡Seguro que les gusta la idea!

Esperamos que os sirvan de ayuda estos consejos. Recordad que las Navidades son para disfrutarlas, estar en familia y sobretodo no olvidarse de nuestro planeta.

¡FELICES FIESTAS DE PARTE DE SHEEDO!