Captain Fantastic

Algo que te hará pensar

¿Te imaginas vivir en medio de un bosque de abetos, lagos color esmeralda y montañas majestuosas? La familia Cash, en la película Captain Fantastic, vive este sueño.

Un sueño para muchos, ¡pero una pesadilla para otros! A pesar del encanto que pueda tener, hay mucha controversia debido a lo que supone criar a una familia de seis hijos en un entorno tan salvaje. Pero nosotros no venimos a debatir, ¡sino a mostraros el lado mágico de la película!

Dirigida por Matt Ross, es una película que nos ha impactado totalmente: no solo por la increíble cinematografía o banda sonora, sino por el mensaje que conlleva la historia. Ben (interpretado por el conocido Viggo Mortensen) y Leslie son un matrimonio exhausto de la sociedad americana, el capitalismo y el sistema educativo. Deciden empezar una familia en los preciosos bosques del noroeste del Pacífico, en el estado de Washington. En Sheedo nos encanta su mentalidad, ya que da mucha importancia a la convivencia con la naturaleza, a los productos locales y orgánicos, y a la supervivencia. Viven aislados de una sociedad materialista y alejada de la naturaleza. Educan a sus hijos con una filosofía de pensar críticamente, saber valerse por sí mismos, estar en forma física y mental y respetar el planeta. Todo sin tecnología.

Los hijos tienen nombres únicos en el mundo entero: los padres se los inventaron. Bodevan, Kielyr, Vespyr, Rellian, Zaja y Nai saben unas seis lenguas, guiarse mediante las estrellas, cazar animales, tocar varios instrumentos y sobrevivir en un bosque mejor que El Último Superviviente.

Sin embargo, todo lo bueno tiene sus altibajos. Leslie, la madre, necesita ser hospitalizada por un tema de salud mental (una crítica por parte del director hacia una vida tan extremista), y la familia debe pasar un tiempo en la ciudad. Imagínatelo, una familia tan salvaje en medio de la civilización…

Y seguro que te estás preguntando, ¿y cómo se lo montan para sobrevivir sin WI-FI o una nevera donde mantener la comida bien fresquita? Pues vas a tener que mirarte la película, ¡porque no te vamos a contar nada más! Realmente vale mucho la pena verla. Créenos, ganó once premios en 2016. Te hará cuestionarte muchos hábitos, la mentalidad que tienes, la sociedad que te rodea… y lo que de verdad importa. ¡Las películas valen más la pena cuando te hacen reflexionar y te aportan algo!

La película critica los extremismos, y enseña lo bueno y lo malo de ambos mundos: su vida en el bosque por un lado, y la sociedad por el otro. A medida que avanza, uno se va dando cuenta de que nada es absolutamente perfecto y que encontrar un equilibrio es esencial. Pero nosotros tenemos algo claro y en común con la familia Cash (“dinero efectivo” en inglés, un nombre un tanto irónico): los humanos tenemos que reconectar y vivir en sintonía con la naturaleza. Ese es nuestro objetivo y la razón por la que hemos creado un papel con vida.

Y tú, ¿qué piensas sobre un estilo de vida como el suyo? ¿Y sobre el que llevas ahora?